Hot Sale atípico: más usuarios, menos ventas y más demanda de alimentos, bebidas y cosméticos

0

El de esta semana fue un Hot Sale atípico, marcado a fuego por la recesión y la campaña electoral.

Parte de los medios de comunicación prefirieron poner el foco en el incremento de la venta en rubros como alimentos o productos de higiene personal. Para algunos, esto podría verse como un síntoma de lo mucho que cayó el salario real, mientras que otros lo perciben como una evolución natural en la que el consumo cotidiano se van sumando al canal de comercio electrónico, antes sólo utilizado para electrodomésticos.

Aumentó el número de usuarios y de transacciones, lo que reafirma un cambio de hábito hacia la adopción masiva del canal electrónico. Pero, al mismo tiempo, el volumen vendido medido en pesos- disminuyó en términos reales, dado que la facturación se incrementó un 35,5% respecto de la edición del año pasado,una cifra bien inferior a la inflación anual de 55%.

No obstante, para los organizadores el objetivo está cumplido. En un contexto ad erso, el desafío de la sexta edición del Hot Sale era vender más en cantidad de transacciones. Y se logró: de acuerdo con los datos que surgieron de los distintos actores involucrados en esta movida comercial se registró un 4% más de operaciones de compra.

Fue también el Hot Sale que más usuarios atrajo: casi 3 millones de personas pasaron por el sitio oficial para, desde ahí, conducirse hasta la categoría o la marca que más le interesaba. Así, realizaron más de 3,5 millones de operaciones que generaron ventas por $8.512 millones, sobre los $6.170 millones de la edición 2018, de acuerdo a datos de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), a cargo de esta iniciativa.

Mientras se extiende la semana de ofertas con el “Hot Week” hasta el domingo 19 de mayo alternativa para que las empresas continúen proponiendo ofertas, aunque en este caso sin el aval dela CACE-, se afinó el lápiz con lo que dejaron las jornadas del 13 al 15 de mayo.

“Como tendencia, identificamos el crecimiento de algunos sectores menos tradicionales del ecommerce, como alimentos y bebidas, cosmética y perfumería, indumentaria deportiva y no deportiva y herramientas. Esto demuestra que cada vez más los consumidores digitales incorporan artículos de uso cotidiano en sus compras on line”, dijo Diego Urfeig, director ejecutivo de la CACE.

Y agregó: “La adquisición de productos y servicios en categorías de ticket más alto como viajes y electrodomésticos también se vio impulsada por la aparición de cuotas sin interés que se ofrecieron en Hot Sale. Fueron las categorías de mayor facturación del evento”.

El ranking

Las categorías que más vendieron en unidades fueron:

– Alimentos y bebidas.

– Calzado.

– Indumentaria y accesorios infantiles y para bebés.

– Decoración para el hogar.

– Indumentaria para adultos.

– Herramientas.

Que una gran cantidad de visitas también haya caído sobre estossegmentos responde al hecho de que, efectivamente, losconsumidores encontraron precios que les resultaronconvenientes, con una ventaja: se podía financiar. Y esaposibilidad es hoy altamente valorada.

Expectativas satisfechas

“El resultado general fue muy bueno a pesar del contexto”, dijerondesde la consultora Gfk, dedicada a los análisis decomportamiento de consumo. 

“Se cumplieron, de alguna manera, las expectativas. No eran lasmás altas, teniendo en cuenta que el Hot Sale 2018 se dio en uncontexto de país en recupero: tecnología y electrodomésticos(junto a la generalidad de los mercados) mostraban cifraspositivas hasta mayo”, recordaron las fuentes.

La previa del Mundial 2018 fue un gran motorizador de la accióncomercial del año pasado, que disparó la venta de televisores, considerados en la industria como los productos estrella delrubro.

¿Cómo se explica que haya habido tantas ventas de televisores, con una facturación que superó a la categoría de viajes, que sueleser la vedette de estas acciones comerciales?

En la CACE también se sorprendieron por este resultado, y hastael cierre de este artículo no había una respuesta concreta. Unaprimera especulación apuntaba al inicio de la próxima CopaAmérica, que se disputará a partir de junio en Brasil. Aquellos queno renovaron su pantalla en ediciones anteriores aprovecharonpara hacerlo en esta ocasión.

Por otro lado, los viajes internacionales se vienen ofreciendo conprecios muy competitivos en dólares, que no los pone muy lejosde lo que cuesta un Smart TV. Pero no fue posible tener unaexplicación certera con los datos obtenidos hasta ahora. Loconcreto es que hubo transacciones, y ese era el objetivo buscadoen esta edición.

Las procesadoras de pago también detectaron el buencomportamiento de este año pese a la Argentina y suscircunstancias. 

Las ventas durante los tres días registraron un incremento del16% en cantidad de transacciones respecto a 2018 en losprincipales rubros -retail y travel-, apuntaron desde IngenicoePayments. 

De acuerdo a sus datos, en retail, las ventas subieron un 6% encantidad de operaciones. Esto abarca tanto a las cadenas deelectrodomésticos como a los supermercados.

El ticket promedio en este segmento fue de $4.099, idéntico alpromedio de $4.094,4 que, para el total de los 3,5 millones deoperaciones, informó la CACE. Las mediciones fueron realizadaspor Kantar TNS a pedido de la cámara. 

La procesadora de pagos también indicó que la categoría turismoregistró durante los primeros dos días un 20% más deoperaciones, mientras el ticket promedio se elevó un 22%, hastalos $21.999.

“Los datos del Hot Sale reflejaron que las empresas encuentranuna oportunidad para revitalizar sus ventas y los usuarios parapoder concretar sus compras. Tanto en retail como en travel laspersonas buscaron la financiación en tres o más cuotas”, dijoDarío Shapiro, gerente de márketing de Ingenico ePayments.

Furor por los vuelos

Antes del corte del tercer día, en Avantrip detectaron que el 50% de la actividad online la concentró la categoría vuelos. Al revés delo que ha pasado en acciones anteriores, rubros asociados comohoteles, seguros o tours se mantuvieron con un menor nivel deconsultas.

“Claramente, en este Hot Sale se dio una carrera por conseguir elvuelo con una tarifa de descuento. Es lo primero y lo que parececondicionar la compra del resto de los productos según pudimosanalizar de acuerdo a las búsquedas que se realizaron en el sitio. La prioridad muy marcada por los aéreos se vio también en cómoaprovecharon los cupones de descuentos que ofrecieron algunasaerolíneas, protagonistas indiscutibles de este evento y tambiéndel Travel Sale hace un mes”, señaló Joaquín Pérez Aguirre, gerente comercial de Avantrip.

Durante las primeras 60 horas, según números de Avantrip deltotal de vuelos vendidos, el 65 por ciento correspondió a destinosinternacionales y el 35 por ciento a cabotaje. Un resultado inversoal que tuvo el Travel Sale, hace apenas un mes atrás, en dondeprimaron las compras de los vuelos dentro de la Argentina.

“Aún con margen para mejorar antes del cierre, el ticket promediosubió un 5 por ciento si se lo mide en dólares, comparado alresultado obtenido hace un mes en las primeras 48 horas delTravel Sale, en donde el dólar cotizaba a $41. Y si se lo mide enpesos, la mejora es de un 18 por ciento”, detalló el ejecutivo.

Y evaluó: “El crecimiento viene de la mano de vuelos internacionales, principalmente fuera de Latinoamérica, con la excepción de Brasil que se vendió muy bien Río de Janeiro”, amplió el ejecutivo”.

“En un contexto de retracción de consumo estamos muy contentos con los resultados finales de este Hot Sale, en el que registramos un crecimiento en la facturación del 35%, que equivale a más de $118 millones por hora. Aumentó la cantidad de artículos vendidos y más usuarios visitaron el sitio oficial respecto de 2018. Con todos estos indicadores, podemos concluir que fue elHot Sale más grande de la historia”, concluyó Gustavo Sambucetti, director institucional de la CACE.

Fuente: iProfesional