Marketing gastronómico: qué hacer antes de contratar profesionales

Diseño, relaciones públicas o redes sociales pueden ser áreas desconocidas para algunos restauranteurs. A continuación, un pequeño instructivo de qué hacer antes de buscar ayuda profesional.

0
Business partners chatting and working at cafe table. Man and woman using laptop computer, holding cup and looking at it. Business partners concept.

Por Alicia Sisteró

Instagram aliciasistero

Si bien algunos emprendedores y gerentes de restaurantes son “multitasking” y realmente hacen maravillas con pocos recursos, lo más indicado es recurrir a quienes se han formado para desarrollar algunas especialidades y se mantienen actualizados sobre las últimas tendencias. Pero surgen dudas y temores: ¿Recuperaré mi inversión? ¿Desperdiciaré mis recursos? ¿Es conveniente gastar si me sale más barato hacerlo yo mismo? Contratar a un experto será al fin “más barato” que encargarse personalmente, ya que si se hace correctamente, las probabilidades de resultados exitosos serán más altas, y liberará de tiempo y atención al administrador del restaurante. En pocas palabras… “zapatero a sus zapatos”. Aunque también pueden crearse formatos de tareas compartidas entre el restauranteur y el profesional contratado, para abaratar costos y para un control eficiente de la implementación del plan. Contratar a profesionales implica una inversión que debe contemplarse en los costos del negocio, así como el alquiler, el mobiliario o los sueldos.

Lo primero que se debería hacer, es definir una estrategia de marketing que responda estas preguntas: ¿Qué hacer para conseguir clientes? ¿Qué ofrecer? ¿Qué comunicar? ¿En dónde? ¿En qué fechas? ¿Cómo mantener la clientela? ¿Cómo conseguir prensa? Un buen especialista en marketing daría las respuestas correctas, previo diagnóstico. Una vez definida la estrategia de marketing, que implica también una de comunicación, se debe establecer una planificación con tareas, responsables y fechas. Algunas de estas tareas implican la contratación de profesionales: diseñadores, publicistas, community managers, event planners, especialistas en prensa, programadores, fotógrafos, food stylists y especialistas en relaciones públicas, entre otros.