Tango, de Argentina a Japón en Park Hyatt

0

El hotel y Banco Supervielle como main sponsor, llevaron a cabo una nueva edición del Master of Food & Wine haciendo honor al intercambio cultural entre el tango argentino y la gastronomía Japonesa. La noche se resumió en gastronomía fusión, vinos de lujo, música y baile en vivo.

En esta oportunidad los Chefs invitados elaboraron su gastronomía inspirados en la fusión de la cultura nipona – argentina. Una transición de muchos años, al igual que el tango, que puede expresarse a través del arte culinario. 

Nadia Haron – Chef Espacio Monteviejo

Lucas Olcese – Chef Bodega Lagarde

Matias Aldasoro – Chef Chef Ejecutivo del Restaurant de Casa del Visitante, Pan & Oliva y Piedra Infinita Cocina de Familia Zuccardi 

Enrique Palacios – Chef Bistro M, Park Hyatt Mendoza

Walter Godoy – Chef Pastelero, Park Hyatt Mendoza

Cecilia Del Pozo – Chef Banquetes, Park Hyatt Mendoza

Gastón Castaño – Chef de partie, Grill Q Park Hyatt Mendoza

Por otro lado, las bodegas eligieron los vinos y espumantes más indicados para maridar las delicias gastronómicas del evento.Las bodegas que acompañaron en esta oportunidad fueron: Chandon, Bodega y Cavas de Weinert, Lagarde, Nieto Sanetiner, Bianchi, Finca la Anita, Zuccardi, Rutini y Pieda Negra.

La noche contó con una ambientación exclusiva y espectáculos en vivo, entre ellos un show de tango con lo mejores bailarines en escena.

Un poco de historia

El tango es un arte que recorrió el mundo, es historia y también presente, existen espacios en las ciudades más importantes del mundo.

Aun no hay certezas de cómo el tango llega a Asia, pero se dice que el barón Tsunayoshi Tsunami Megata luego de su estadía en Paris en 1926, en la cual conoció dicho estilo musical, instaló una academia de baile gratuita en la que enseñó a bailar nuestra música a la aristocracia japonesa y publicó “Un método para bailar el tango” convirtiéndose así en pionero y difusor del tango en Japón.

Cantores como Goyeneche, músicos como Pugliese, han dicho que la noche de Tokio no se diferencia demasiado de la noche porteña. El viaje del tango de Buenos Aires a Tokio fue un itinerario de ida y vuelta. Así como a principio de la década del cincuenta empezaron a llegar a Japón los primeros porteños, para esa misma época desembarcaron en nuestras playas los primeros cantantes de tango japoneses, en primer lugar, la gran Ranko Fujisawa y el otro gran exponente de Japón en el Río de la Plata fue Ikuo Abo, que llegó por primera vez a Buenos Aires en 1965, dos grandes embajadores del tango. 


Es así como comienza también un intercambio cultural que influye también en nuestra gastronomía, aseguran que toda ciudad con puerto es tanguera sin saberlo, el tango es del mundo y la gastronomía una fusión del mismo.