DESTACADA

Arrastrados por una ola / Newsletter de Mauricio Llaver

Ad

11 de febrero 2024

PARA EL NORTE O PARA EL SUR. Las veces que una ola me ha arrastrado en una playa, durante unos segundos interminables no he sabido si mi cabeza apuntaba para el norte o para el sur, si me estrellaría en cualquier momento contra alguna piedra, si me rasparía contra la arena del fondo o si el agua me depositaría mansamente sobre la orilla. Algo de eso siento en estas semanas intensas de la República Argentina, donde la única certeza es que no sabemos bien adónde estamos parados. Hay tanto vértigo de voluntad de cambio contra una situación infinitamente compleja, que eso nos trae novedades, buenas o malas, en el momento menos pensado. Vamos a un repaso de lo que aproximadamente –aproximadamente– está ocurriendo en estas semanas.

EL DNU ESTÁ, AL MENOS POR AHORA. Desde fines de diciembre está en vigencia un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) de más de 600 artículos, cuya resolución final (total o parcial) está en manos de la Justicia. Instancias inferiores del Poder Judicial ya frenaron algunas de las disposiciones (como la reforma laboral), pero la palabra final la tendrá la Corte Suprema de Justicia, que no tiene exigencias de tiempos para expedirse. Hasta entonces, todo lo que se ate ahora no se podrá desatar, aunque el fallo final sea adverso. Eso significa que, por ejemplo, la Ley de Alquileres está en vigencia sin ninguna restricción, y ya hay cifras contundentes de que la oferta ha reaparecido en el mercado (aproximadamente un 35% más de inmuebles en alquiler).

LA LEY ÓMNIBUS, NO SABEMOS. La Blitzkrieg mileísta de diciembre incluía una Ley Ómnibus de otros más de 600 artículos, que se estrelló esta semana en la Cámara de Diputados. Había sido aprobada en general, pero hubo tantas modificaciones a los artículos en particular que se envió de regreso a comisiones, como una vuelta a fojas cero y a tratarla toda de nuevo. El gobierno, aparentemente, desistiría de volver a presentarla, porque considera que por ahora no afecta a su principal preocupación: la estabilización de la economía. Pero nunca se sabe, y en cualquier momento la podría enviar de nuevo al Congreso.

LOS INTERROGANTES, CADA VEZ MAYORES. El rebote de la Ley Ómnibus deja una bandada de interrogantes: la obstinación del gobierno en sacarla rápido con minoría de diputados e intransigencia en las formas de negociación, en lo privado y en lo público; la real vocación de cambio de muchos legisladores que supuestamente pertenecen a ese imaginario; la presión (decisiva o no) de los gobernadores sobre legisladores de provincias que se verían afectadas con las nuevas leyes; y el lobby imaginable de cientos (o miles) de sectores burocráticos y económicos que tendrían que salir de su zona de confort si el gobierno avanzara con sus desregulaciones. En esa selva tan tupida y enredada se están jugando leyes que, hay que saberlo, nos afectarán a todos.

OLVIDAR SERÍA IMPERDONABLE. Cuando hablamos del impacto de esas leyes, hay algo que no se puede ignorar: que el sistema de derechos, prebendas, privilegios o como se llame, que rige hasta ahora, nos dejó un país con 45% de pobres, un monstruoso déficit consolidado de más de 10 puntos del PBI, una dolorosa e inmensurable emigración, una inflación del 200% anual y una distorsión de las variables económicas de proporciones épicas. Analizar lo actual sin considerar ese punto de partida -u olvidándonos de sus responsables- sería imperdonable, y nos condenaría a que en pocos años retrocedamos una vez más a ese punto de partida que nos debería avergonzar a todos.

EL GRAN JUEGO. En el fondo, hay dos grandes líneas que subyacen a todo lo que sucede: la voluntad de modificar esa decadencia irrefutable y la resistencia de quienes se supieron acomodar a esa situación. Ahí está el gran juego, dentro del cual se deben medir desde las torpezas del gobierno hasta las razones (o excusas) de quienes no lo acompañan.

LA CLAVE ES RELATIVAMENTE SIMPLE. En medio de ese panorama de esquizofrenia política e incertidumbre, la Argentina está viviendo un ajuste económico como pocas ha experimentado en su historia. Salvo que esta vez el presidente de la Nación ganó prometiendo que lo iba a hacer, y la mayoría arriesgó asumir ese costo a cambio de sacarse de encima la decadencia del sistema anterior. La clave es relativamente simple: cuánto estaremos dispuestos a aguantar los efectos de esa rapidísima corrección de la economía hasta que volvamos a crecer.

Y listo por ahora. Estas son sólo unas pocas cosas de las muchas que vienen sucediendo.

COMBATIENDO AL CAPITAL… (La Nación): “En su declaración jurada de cierre como vicepresidenta, Cristina Kirchner reportó haber comprado acciones de once empresas e índices extranjeros por un total de US$159.169. En pesos, a un tipo de cambio de $850 como informó la Oficina Anticorrupción, son unos $135.293.000 (…) En el listado figuran Coca Cola, el índice Nasdaq de las tecnológicas de Estados Unidos, Microsoft, Apple, Visa, Vista Energy, Berkshire Hathaway, Donat Investments (empresa india), Bioceres Crop Solutions Corp y Mercado Libre. Las únicas argentinas son las últimas dos: una de ellas se dedica al agro y la otra ha sido blanco de críticas del kirchnerismo incansables veces”. 

UN DÍA EN LA RESERVA NATURAL VILLAVICENCIO. La Reserva Natural Villavicencio es un prodigio que tenemos mucho más a mano de lo que pensamos, y por eso a veces no la consideramos entre nuestras prioridades para conocer. La semana pasada me invitaron a recorrerla, y pude andar por algunos de los caminos que serpentean entre sus 60.400 hectáreas, una extensión que abarca desde la Cruz de Paramillos hasta las cercanías de la ciudad de Las Heras, donde se encuentra la planta envasadora de aguas. Entre medio, uno puede ver desde el legendario Hotel Villavicencio con sus actividades culturales, educativas y deportivas, hasta viejas explotaciones mineras, con piedras teñidas de un color azul que corresponden a viejos yacimientos de cobre. Pero también hay hermosos guanacos, que andan solos o en grupo; pumas (que tuvimos la suerte de no encontrarnos), chinchillones, lagartijas de cola amarilla, pájaros de tipos muy diversos y los característicos cóndores, también complementados con águilas moradas. La reserva fue declarada Área Natural Protegida en el año 2000 y reconocida internacionalmente como Sitio Ramsar en 2017, uno de los tres que existen en la Argentina y el único perteneciente a una empresa privada. Es un espectáculo único, cautivante, que por sí solo vale una visita. Pero lo mejor es observar el cariño y la vocación que ponen en ella sus hacedores, a algunos de los cuales tuve el gusto de conocer durante la visita: Silvina Giudici, responsable de la reserva y apoderada de la Fundación Villavicencio; David López, jefe de guardaparques, y los guardaparques Sol Moyano y Martín Pérez (gran fotógrafo registrador de toda la vida del lugar, que sube sus fotos en el Instagram cuyo.birding.3). Con personas así, la reserva tendrá mucho más para ofrecernos en los tiempos por venir.

COSAS QUE SE HACEN EN MENDOZA. Desde el 4 de marzo, JetSmart tendrá tres vuelos semanales entre Mendoza y Montevideo (lunes, miércoles y domingos). La línea low cost suma esta conexión internacional desde nuestra provincia a Río de Janeiro, Santiago de Chile, Asunción del Paraguay y Lima * Este domingo 11, Casarena Bodega y Viñedos organiza un Sunset en su restaurante SAVIA, ubicado en el predio de la bodega en la calle Brandsen de Luján de Cuyo. Es el inicio de una serie de eventos que se desarrollarán durante todo el año * Banco Supervielle vuelve a ofrecer sus préstamos de cosecha y acarreo con un esquema flexible y un período de gracia de 3 a 6 meses en el pago del capital. El préstamo no posee un límite predefinido de crédito y cada uno es analizado por la División Vinos de la entidad * El jueves 15 de febrero se hará en el Auditorio Ángel Bustelo la primera edición del Speciality Coffee Business, un evento internacional de café de calidad. Está organizado por TOCCafé Argentina, productora local de experiencias 360° en torno al café de especialidad, y Procafé, una de las principales compañías exportadoras de granos verdes de Minas Gerais y del mundo.

Y UN VINO, POR SUPUESTO. Hace cuatro años, la bodega López comenzó a experimentar unos vinos de microparcelas de viñedos propios de Agrelo y Lunlunta. El proyecto estuvo a cargo del enólogo Juan Pablo Díaz, quien trabajó con dos tipos diferentes de barricas francesas (Jura y Alliers), y de pronto encontraron que tenían 15.000 botellas de vinos de una calidad distintiva que tenían que salir a vender. Como el estilo era muy distinto de los vinos históricos de López, crearon una marca nueva, con su propia imagen y marketing. De ahí surgió “Universo Paralelo”, un gran concepto diferencial nacido de la creatividad del Pupo Boldrini y el Gato Ficcardi, referentes indiscutidos del diseño de etiquetas en Mendoza. Universo Paralelo está formado por cuatro vinos, todos Single Vineyard: un Chenin Blanc reivindicado como varietal seco, un Malbec y un Cabernet Sauvignon de Agrelo de sobradas virtudes, y un Sangiovese de Lunlunta, mi favorito entre los cuatro, aunque lo otros tres sean estupendos. Es un Sangiovese con buena estructura y color, pero jugoso y muy amable en boca, bien estilo italiano, uno de esos vinos que despiertan el paladar y piden por una segunda copa. A cargo del marketing del proyecto se encuentra Ignacio “Nacho” Pasman, parte de la quinta generación de la familia López, que está cumpliendo 125 años como bodega y siempre se caracterizó por sus buenos productos y su seriedad. Esta nueva ventana que abren con Universo Paralelo arranca con los mismos principios, y, lo más importante de todo, con unos vinos excelentes que vale la pena degustar.

Escribe un comentarios