DESTACADA Lifestyle

Compliance: ¿por qué es tendencia en el sector público y privado?

En los últimos años, “Compliance”, es un término que se ha popularizado dentro de la cultura corporativa así como también el interés en programas “anti-corrupción”. CCW Legal Compliance, la consultora a cargo de Pablo Cazabán, Juan Pablo Chales y Otto Wiengreen; nos habla sobre este cumplimiento normativo, los aspectos claves en diferentes ámbitos y su repercusión en la situación actual.

¿Qué es Compliance?

A partir de la sanción de la Ley de Responsabilidad Penal de las Personas Jurídicas (27.401), las empresas se enfrentan a un nuevo paradigma: la posibilidad de ser pasibles de sanciones penales, por hechos de corrupción. Esto conlleva a la necesidad de implementar un Programa de Integridad adecuado a los riesgos de su actividad y conforme a dimensión económica, que exprese una cultura de cumplimiento normativo.

En este contexto, las empresas y demás personas jurídicas deberán definir un conjunto de procedimientos y buenas prácticas, cuyo objetivo es identificar y clasificar cuales son los riesgos operativos y legales a los que se enfrentan, y trazar mecanismos internos de prevención, gestión, control y reacción frente a los mismos.

“Los riesgos de daño reputacional, de imposición de importantes multas y sanciones, las pérdidas de negocio por contratos no ejecutables o la exclusión de licitaciones públicas, entre otras, son algunas consecuencias que demuestran la necesidad de establecer estándares éticos y legales como protocolos de buen gobierno de obligado cumplimiento”.

¿Qué importancia tiene para las empresas o el sector privado en general?

El compliance sirve para mitigar la posibilidad de hechos delictivos y de sanciones a la empresa. Pero también, mejora la toma de decisiones, genera una cultura ética de la organización y promueve procesos más eficientes. Esto permite realizar mejores negocios y optimizar su rentabilidad.

Cada vez es más importante para mantenerse competitivo, la implementación de un programa de compliance, ya que suele requerirse por dos motivos:

– Para participar de licitaciones o contrataciones públicas, tomar créditos, recibir ayudas económicas, recibir subsidios e interactuar con el sector público.

– Para relacionarse comercialmente con otras empresas, al ser un requisito adoptado para contratar con sus proveedores y clientes.

¿Puede aplicarse el compliance en el sector público?

Sin dudas, no solo se puede aplicar sino que cada vez es más imprescindible ya que es una herramienta que le aporta favorablemente a los Estados en la lucha contra la corrupción.

“Es necesario que sus propios órganos implementen un sistema de compliance, elaborado de acuerdo a los propios riesgos de su actividad y que determinen el plan de acción a seguir. También es de gran aporte en los procesos de toma de decisiones y en la elaboración de políticas públicas”.

En este sentido, es necesaria la decisión de los altos funcionarios, mostrando el compromiso con el cambio cultural que significa la adopción de conductas y un modo de actuar, aún más allá de lo estrictamente legal, a fin de establecer controles y acciones que disminuyan la posibilidad de hechos corruptos.

No basta solamente la utilización de medidas de promoción de programas de integridad o de transparencia o de datos abiertos, sino que es necesario la puesta en funcionamiento de un sistema de compliance, adecuado al órgano en concreto y acorde a los propios riesgos que este expone.

Muestra de ello, es la iniciativa tomada por el Ministerio del Interior de la Nación, quien en el marco de su compromiso de integridad, empezará exigir a las provincias y municipios la acreditación de “Pactos de integridad” para la transferencia de partidas suplementarias para el desarrollo, como control de garantía de integridad en la afectación de esas partidas, debiendo las provincias y municipios asumir un compromiso explícito en este marco.

¿Qué incidencia tiene el coronavirus en el Compliance?

El coronavirus domina la discusión sanitaria, política, económica y ética en todo el mundo. Presenta a las organizaciones algunos desafíos nuevos y requiere acciones especiales y acentos nuevos para mantener la efectividad en temas eternos.

“La crisis económica provocada por el coronavirus recién empezó y nadie sabe cuándo y cómo va a terminar. La presión de generar negocios para la supervivencia de la empresa y sus puestos de trabajo crece y con ella las tentaciones (y los riesgos) de dejar de lado políticas y procedimientos. Ello se combina con la generalizada modalidad de “home office” con menor control social y una supervisión más dificultosa”.

Resulta de una importancia superlativa que las empresas implementen y sostengan un “Programa de Compliance”, siendo este un actor imprescindible en el Gobierno Corporativo de la organización, el Directorio y las Divisiones de negocio.

Será necesario iniciar procesos de reorganización de capital humano y tecnológico, promover la digitalización y automatización de procesos, optimizar los procesos de toma de decisiones, cambios que deben realizar a través de una cultura ética y de compliance.

Similar situación sucede en el sector público, donde la emergencia requiere la flexibilización de procesos de contratación y de control y, por ende, el aumento del riesgo de hechos corruptos. Para ello es imprescindible más que antes, la implementación de un sistema de compliance, ya que permite una toma de decisión más eficiente, sin disminuir los controles.

¿Cómo puedo asesorarme sobre el diseño e implementación de un Sistema de Compliance?

Desde CCW Legal Compliance trabajamos en el diseño e implementación de un sistema de compliance, tanto en personas jurídicas del sector privado como del sector público.

Somos una consultora especializada en Cumplimiento Normativo para empresas y personas jurídicas, del sector público y privado, formada por profesionales con amplia experiencia y un equipo multidisciplinario.

Más sobre CCW Legal Compliance

– Su labor es crear e implementar un Sistema de Gestión de Compliance (SGC) en el interior de las personas jurídicas, adaptado a las necesidades particulares de cada una de ellas.

– Su meta es crear una cultura empresaria basada en valores éticos, para que los negocios y actividades sean sustentables y rentables.

– Implementación de los contenidos determinados por la Ley de Responsabilidad Penal de la Persona Jurídica (27.401) y todo el marco normativo nacional e internacional que regula la actividad de nuestros clientes.

– Asistencia integral y permanente, buscando satisfacer cada una de las necesidades que se le presentan.

CONTACTO

www.ccwlegalcompliance.com

Instagram @ccwcompliance

Escribir un comentario