Empresas y Negocios

Con precios en las etiquetas el gobierno aspira a contener la inflación: así es el plan

Ad

El Gobierno anunció este martes nuevas medidas para intentar frenar la inflación. Se trata de una canasta con 70 productos esenciales a precio fijo hasta fin de año en los comercios chicos y supermercados barriales de todo el país. Los precios de los productos estarán impresos en las etiquetas, como para garantizar que no se modifiquen hasta el final del acuerdo.

Esto es el resultado de una negociación, hemos trabajado con grandes empresas en una canasta accesible que abarca alimentos bebidas, limpieza, y va a tener el precio impreso en el envase hasta fin de año», dijo el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

El funcionario presentó el programa denominado «Super Cerca» durante una conferencia en la Casa Rosada junto a la secretaria de Comercio Interior, Paula Español, quien a su turno destacó el objetivo de llevar «previsibilidad» a los consumidores.

Ad

«La mayoría de los productos tienen una baja de los precios en comercios de proximidad, en promedio del 17%, y se van a mantener hasta fin de año», dijo Español. Y señaló que en el futuro podrían incorporarse nuevos productos.

De hecho, la intención era presentar una canasta de 120 artículos, pero finalmente se redujo a casi la mitad. Por otra parte, Kulfas confirmó la finalización de Precios Máximos, en una señal esperada por el sector empresario.

Los fabricantes pedían la eliminación de ese programa que arrancó en marzo del año pasado y que implicaba aumentos autorizados por debajo de la inflación para los productos alcanzados, que primero fueron 100.000 y luego se redujeron a 70.000.

En ese marco, Kulfas explicó que a fines del año pasado se empezó a desarmar el plan con el deslistado de muchos productos que no eran esenciales, «muchos de los cuales pasaron a Precios Cuidados y otros van a pasar a la nueva canasta».

A partir de ahora, habrá aumentos autorizados por la secretaria de Comercio, que «se van a ir dando de manera paulatina», confirmaron desde el área encabezada por Español, la encargada también de las fiscalizaciones y la aplicación de la Ley de Góndolas.

La nueva medida llega en un contexto en el que los precios de los alimentos siguen mostrando subas superiores a la inflación general y persiste la tensión con los empresarios rurales por el cierre a las exportaciones de carne.

Durante la presentación, Kulfas atribuyó las dificultades para controlar la «inercia inflacionaria» al «desorden» de la macroeconomía con el que inició el Gobierno, la fuerte suba en los precios de las materias primas y la inestabilidad del tipo de cambio.

«Super Cerca» contempla artículos de limpieza, perfumería, alimentos y bebidas. Si bien hay algunos productos frescos como lácteos, quesos y yogures, no incluye carnes ni verduras. Los funcionarios explicaron que en ese caso existen otros acuerdos como el de la carne, el mercado federal ambulante y Precios Cuidados.

«Precios Cuidados está en grandes supermercados o medianos, son todas grandes marcas y no se plantean diferencias. En el mercado federal ambulante, hay productos de primera calidad. No creemos en segunda categorías de góndolas para clases populares», dijo Español.

De ese modo, le respondió a la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, que semanas atrás criticó con dureza al Presidente por el precio de la carne y la política sanitaria, al denunciar que «un pobre no puede meter la mano en la góndola de los ricos».

A principios de mayo, el Gobierno cerró las exportaciones de carne con el objetivo anunciado de bajar sus precios y frenar operaciones de fraude. Sin embargo, los cortes en el mercado interno subieron 6% en promedio en mayo y el rubro acumula un 76,2% en un año, según el Instituto de Promoción de Carne Vacuna (IPCVA).

Fuente: Clarín

Escribir un comentario