Empresas y Negocios Universo Vinos

José Zuccardi: «Esperamos cerrar 2021 con un crecimiento de 15% en el mercado interno»

Ad

Hace unos días y en el marco de una ceremonia celebrada en Alemania, se anunciaron The World’s Best Vineyard, premios que reconocen a las mejores experiencias en bodegas alrededor del mundo. Y por tercera vez consecutiva Zuccardi Valle de Uco fue elegida mejor bodega y viñedo del mundo.

Los jurados realizan una selección entre más de 1.500 establecimientos, de los que se consideran los mejores 50. Para su evaluación toman en cuenta todos los detalles que hacen que la visita a una viña sea gratificante. Vinos, gastronomía, recorrido, accesibilidad, ambiente, atención del personal, paisaje y la reputación de la bodega, se encuentran entre los factores más importantes. 

«Realmente no esperábamos recibir nuevamente este premio este año. Es muy bueno para nosotros pero también para el vino argentino. Ni bien se abran las fronteras, creemos que el enoturismo va a explotar. Es un premio que pone en la vidriera y genera confianza en el vino argentino, porque es dado por un jurado que cambia en un 25% todos los años e imposible de digitar», señaló en declaraciones al diario El Cronista José «Pepe» Zuccardi, presidente de la empresa vitivinícola. «El vino argentino está muy bien conceptuado a nivel mundial, el malbec tracciona y hoy tiene un nombre en el mundo», destacó el empresario.

Con respecto al turismo explicó: «Hasta marzo de 2020, teníamos muchos extranjeros visitando la bodega Piedra Infinita, de Valle de Uco, quienes compraban además muchos vinos para llevarse, según el máximo permitido en su país; especialmente los brasileños», cuenta Zuccardi. «Sin extranjeros, desde antes de julio estamos trabajando intensamente con visitantes argentinos, con más distancia y protocolos, pero con muy alta demanda. Quienes vienen son personas que antes iban al exterior y, con la pandemia, se inclinan por el enoturismo. Por eso, estamos trabajando muy bien aún sin extranjeros. Creemos que cuando se abran las fronteras vendrá mucha gente, todos tienen ganas de viajar».

Ventas y expectativas

«Venimos trabajando bien; el año pasado fue de crecimiento para toda la vitivinicultura; nosotros crecimos 20% en volumen. Y si bien este año cae el consumo un 13%, por la pérdida de poder adquisitivo de la población, estamos creciendo porque los segmentos que trabajamos con Santa Julia y Familia Zuccardi siguen teniendo demanda», señaló Zuccardi.

Para este año, las expectativas son buenas. «Esperamos cerrar 2021 con un crecimiento de 15% en el mercado interno. Nosotros vendemos vinos a partir de los $ 400. Pero el mercado interno está muy afectado en los niveles más competitivos, por la caída del poder adquisitivo. El ingreso promedio no siguió los niveles de inflación, uno de los graves problemas de la economía. Pero en segmentos más altos crece, porque la población que consume esos vinos mantuvo más sus ingresos», comentó.

«Crecimos 8% en dólares en el exterior el año pasado, y venimos bien este año. Las perspectivas son buenas, porque el vino argentino está bien posicionado, pero tenemos algunos problemas. Estamos perdiendo competitividad en el mercado externo, porque la inflación le gana al dólar oficial y es algo que preocupa. Pero, además, los problemas logísticos a nivel global nos están frenando embarques. No hay espacio en los buques para enviar mercadería, algo que afecta no sólo a las Argentina. Estamos con demoras de envíos de unos 30 días, con mucho stock en la bodega de pedidos listos para embarcar. Por eso, nuestros resultados dependen de la logística. Si se agiliza, podremos crecer entre 8% y 10% en facturación hacia fin de año», advierte el empresario.

Ad

Autor

Escribir un comentario