Newsletter de Mauricio Llaver

Latam y Vicentin: todos somos más pobres / La «Newsletter Móvil» de Mauricio Llaver

Maquiavelo en el aire; no nos olvidamos (ni olvidaremos) de Portezuelo; Tweets; series. Y un vino, por supuesto.
Ad

21 de junio 2020 (edición número 6)

MENOS VUELOS, MÁS POBREZA. La salida de Latam de los vuelos de cabotaje se puede resumir en una sola frase: todo se empobrece. Habrá menos competencia de tarifas, menos vuelos, menos puestos de trabajo, menos movimiento en los aeropuertos, menos taxistas fuera del aeropuerto, etcétera. Si los precios se mantienen altos para sostener a la burocracia de Aerolíneas, volarán menos argentinos. Si no aumentan mucho, pero a costa de un déficit alto, lo pagaremos entre todos con los impuestos. Y ni hablar de los costos invisibles, esos que hablan del desánimo para invertir, del clima anti-competitivo, de la creencia mágica de que el Estado lo soluciona todo. Es verdaderamente difícil encontrar un argumento bueno en lo que acaba de pasar.

MAQUIAVELO EN EL AIRE. Con el tema de la competencia aérea, más que nunca hay que mirar los resultados puros y duros. Es decir, el modelo del gobierno anterior, que permitió la competencia y logró que cientos de miles de argentinos volaran por primera vez, contra el actual, en el que vamos a tener una sola empresa (o una empresa macrocefálica con algunas chiquititas). Todavía falta tiempo para comparar los números de las dos políticas, pero tengo una bruta sospecha de cómo van a ser. Esperemos los resultados con Maquiavelo en la mente, es decir con la idea clara de que la política se mide por los resultados y no por las intenciones ni por los discursos.

A LA “SOBERANÍA” LA PAGAN LOS MÁS POBRES. Si sumamos lo de Latam y lo de Vicentin, hace mucho que no se observa en la Argentina un clima tan anti-empresa, montado en la palabra “soberanía”. No se sabe cómo va a terminar el gobierno con Vicentin después del primer revés en la Justicia, pero “Soberanía alimentaria” significaría que los más pobres, cada vez que pagaran el IVA de un paquete de arroz, se harían cargo de las deudas de una empresa privada, cuyas acciones corresponden a la justicia. Y ni hablar de la “soberanía aérea”, donde los que vuelan son el 5% de la población y el 95% restante –muchos de los cuales jamás se van a subir a un avión- le subsidia los vuelos, los programas de millas y las salas VIP. La retirada de Latam y el efecto psicológico de Vicentin se resumen en un solo concepto: todos vamos a ser más pobres.

PORTEZUELO: NO NOS OLVIDAMOS (NI NOS OLVIDAREMOS). Entre el retroceso a la movilización de esta semana en Mendoza a raíz del Covid 19, que impidió que se hiciera una visita política simbólica al lugar, y el tema Latam, la cuestión de Portezuelo del Viento quedó un poquito desplazada de la agenda. Pero volverá con fuerza este viernes 26 con la famosa reunión del Coirco, que ni se tendría que hacer. Porque lo de Mendoza con Portezuelo es una reparación por daños que le causó la promoción industrial, y no una coparticipación más. Igual, no está de más un recordatorio para los políticos mendocinos que prometen defendernos: no nos olvidamos de Portezuelo. Y jamás nos olvidaremos.

TWEET MENDUCO DE LA SEMANA (CON CIENTOS DE RETWEETS). “Sr. Diputado Nacional José Luis Ramón, en vez de estar negociando #Expropiaciones con los Kirchner dedíquese a defender los derechos de Mendoza que para eso fue votado”.

IDEAS PUBLICITARIAS DEL MOMENTO. Un banner o remera que diga: “EL TAPABOCAS TAMBIÉN TIENE QUE TAPAR LA NARIZ”. Y otro: “NO TOMEN DEL PICO DE LA BOTELLA MÁS DE UNO”.

MÁS CLARO, ECHALE AGUA. (Sergio Berensztein, en La Nación). “El mismo gobierno que había enarbolado la idea de un Consejo Económico y Social para fomentar el diálogo, fortalecer el consenso y desarrollar políticas de Estado toma una decisión clave para el futuro del país de manera arbitraria, unilateral y sorpresiva en el peor momento posible: el avance sobre Vicentin en medio de la agudización de la pandemia, la crisis económica y el creciente descontento social consecuente debilita políticamente a un presidente forzado a liderar los segmentos más extremos del kirchnerismo para no aparecer totalmente desdibujado . A la vez, la decisión de Latam de abandonar el país, que podría precipitar en breve la huida de otras importantes corporaciones internacionales, evidencia un clima de negocios cada vez más hostil a la inversión privada, tanto nacional como extranjera, particularmente atemorizada por las inesperadas credenciales hipernacionalistas de un gobierno que se suponía moderado: las alusiones al drama que implicaría la potencial ‘extranjerizacion’ de Vicentin espantan a cualquier ejecutivo o inversor. En este contexto, y considerando las complicaciones en la negociación con los bonistas, que podría desencadenar uno de los defaults más estúpidos de la historia financiera internacional (por su tamaño en relación con el PBI del país, la mala praxis en la negociación y la escasa diferencia entre las partes), la Argentina presenta un panorama desolador en lo económico, que prenuncia un tembladeral político e institucional, con el costo social que estas crisis sistémicas siempre generan en los sectores más vulnerables”. 😱😱😱

ESCUCHADO (EN FORMA PRESENCIAL Y VIRTUAL):

Empresario 1: “En todas las reuniones que estoy teniendo, el primer tema es cómo van a presentar el concurso (de acreedores) cuando pase la pandemia”.

Empresario 2: “En Buenos Aires, todos hablan de lo fácil que está radicarse en Uruguay”.

Empresario 3: “Hay que salir a reivindicar urgentemente el rol de las empresas, porque si no nos llevan a Venezuela”.

YO TAMBIÉN RECOMIENDO COSAS PARA VER. Una de las modas del momento es recomendar cosas durante la cuarentena. Bueno, recomiendo mis series y pogramas, desde Netflix a YouTube: The Crown / The Americans /  Homeland / The Fall / Billions /  Line of Duty / Fauda / Bad Blood / Tinker Tailor Soldier Spy (la clásica, con Alec Guinness) / Smiley’s People (ídem anterior) / Deutschland 83 / Trapped / Sorjonen / Seinfeld / The Big Bang Theory / Chef’s Table.

Y UN VINO, POR SUPUESTO. Uno de los proyectos más sólidos surgidos últimamente es Finca Bandini, en Las Compuertas. Pertenece a Federico Bandini, nacido en Luján de Cuyo, quien que desde chico se fue con su familia a Estados Unidos. Allí tiene una empresa de servicios petroleros en Houston, pero compró en Las Compuertas la finca más grande de la zona, de 70 hectáreas, por donde bajan las primeras aguas de la montaña. Elaboran sólo vinos de alta gama -asesorados por Marcelo Pelleriti y con Carolina Pelayes como CEO- y el primero de la línea, llamado “Dos Cauces”, es genuinamente representativo de lo que es un Malbec de Las Compuertas. Al punto que ni siquiera pasa por madera, con lo cual es una expresión absoluta de esa zona, donde grandes bodegas compran sus uvas y elaboran sus propios vinos. A $750 la botella, es como llenar el paladar con el sabor de una de las zonas premium de la Argentina, con esa fruta única que tienen los Malbec de por allí. Por ahora, hasta que todo se normalice, se consigue en la tienda online www.fincabandini.com.ar

Escribir un comentario