Mendoza

Los gastronómicos de Córdoba proponen “modelo mendocino” para evitar un “mazazo”

Restaurantes y bares elevaron contrapropuesta para que los dejen atender con permiso de circulación vinculado a reserva previa.

La Municipalidad de Córdoba es una de las que acató la sugerencia que realizó el Centro de Operaciones Especiales (COE) para limitar la propagación del Covid-19 en el sentido de restringir la circulación de personas de 20 a 6, que comenzará hoy y se extenderá durante dos semanas, aunque hay altas probabilidades de que ese plazo se prolongue si el pico de los contagios se sigue postergando y el número de afectados no desciende.

La medida tendrá bajo impacto en la mayoría de las actividades productivas, industriales y comerciales, aunque hay matices. El grueso del sector comercial no se verá afectado por la disposición o resignará una o dos horas de su jornada de trabajo.

Según el presidente de la Cámara de Comercio de Córdoba, José Viale “va a afectar poco al comercio, el Gobierno provincial tiene especial interés en que esto no suceda porque, en rigor de verdad, viene muy mal. Nos puede afectar en una hora por día de atención al público, pero no más. Hay que decir que en la actividad comercial y en la actividad industrial no ha habido contagios, vienen de otro lado, de las reuniones sociales y de actividades en las que no se respetan protocolos. En la industria se controla mucho y el comercio también los respeta”.

En esa línea, Viale subrayó que mantienen contacto directo y permanente con el COE para monitorear la actualidad del sector y las formas de controlar la pandemia sin afectar el comercio.

Con todo, estima que no es probable un retroceso de fase: “No lo veo, no tenemos ese temor porque el gobierno está decidido a mantener la actividad productiva, no lo pongo en la mira”.

Tiro de gracia. “Intentamos estar tranquilos y hacer propuestas, no pensar mal porque sino la gente se bajonea, hay que empujar para que nos aprueben una alternativa o este va a ser el tiro de gracia para el sector”, dice tajante Gabino Escribano, presidente de la Cámara de Gastronómicos de Córdoba.

Y es que la nueva restricción de circulación pega de lleno en la vitalidad de un mercado que hoy está operando al 40%. El jueves pasado comenzó a correr el rumor de una posible restricción, la noticia pareció disiparse tras la conferencia de prensa del ministro de Salud Diego Cardozo y su equipo, cuando no brindaron detalles sobre nuevos cierres, pero revivió el viernes por la tarde con la confirmación.

“Todos los días analizamos medidas, siempre tratamos de valorar la circulación tratando de resentir lo menor posible la actividad económica de Córdoba. Lo analizamos todos los días, primando restringir la circulación de la gente y no tanto la actividad económica”, dijo Cardozo.

Escribano detalló que ya presentaron una propuesta a la Municipalidad de Córdoba para que oficie de nexo con el COE: “Le hicimos el pedido al secretario de gobierno Miguel Siciliano y a la gente de Turismo, que la gastronomía pueda seguir operativa y trabajando como venimos, hasta la 1 de la madrugada, con el sistema que implementa Mendoza, en el cual hay un permiso para circular vinculado a la reserva previa para ir al restaurante. Similar al permiso que se otorgaba para ir al banco, y de esa manera tener una válvula de escape para la socialización después de seis meses que venimos encerrados”.

De esta manera, argumentan los gastronómicos, se contempla la situación del sector a la vez que no se cae en la clandestinidad de las reuniones sociales en domicilios particulares: “Va a ser muy difícil que la gente acate no salir después de las ocho de la noche. Está funcionando en algunas ciudades el modelo que proponemos. Si no, vamos a ver que los chicos se organizan para tirar desde las ocho de la noche hasta la mañana del otro día y ahí no hay controles, nos parece muy contraproducente la medida, lo que menos va a reducir es el contagio”, remarcó Escribano.

La expectativa de los gastronómicos es que el ‘modelo mendocino’ comience a aplicarse al menos desde la próxima semana y tratar de sostenerlo, en vista de que si no se consigue y luego hay una extensión de la restricción para circular después de las 20 se concretaría un “mazazo” para los negocios. “Hay condiciones técnicas para hacer lo que proponemos, esperamos que nos escuchen, porque más del 70% de la facturación es a la noche. Veníamos recuperándonos bien, dentro de lo permitido”, comentó el empresario.

(Especial, José Busaniche para Perfil Córdoba)

Autor

Escribir un comentario