DESTACADA Empresas y Negocios

Cuánto perdió Argentina por no contar con la Ley de Economía del Conocimiento

Luis Galeazzi, director Ejecutivo de Argencon , remarcó que “decenas de miles de empleos están bloqueados por la demora en sancionar esta ley, que cuenta con el apoyo mayoritario de todas las fuerzas políticas”.

El Régimen de Promoción de la Economía del Conocimiento es un impulso para cientos de empresas que apostaban a afianzar su crecimiento en el país a partir de un marco normativo estable y con beneficios concretos.

La Ley de Economía del Conocimiento es una herramienta indispensable que permitirá generar aproximadamente 250.000 nuevos puestos de trabajo directos y alcanzar los 15.000 millones de dólares de exportaciones anuales hacia 2030.

En un estudio reciente, Argencon realizó una simulación de los valores de exportaciones y empleos no creados en Argentina que fueron capturados por otros países competidores. Como resultado, de haber crecido a la tasa de promedio mundial, Argentina hubiera exportado US$ 4.000 millones más y creado cerca de 100.000 nuevos empleos.

Ad

“Argentina necesita urgente contar con la Ley de Economía del Conocimiento para competir en pie de igualdad con los demás países. Hemos perdido mucha posición internacional en los últimos años, eso se ve en la caída de exportaciones y en el share de Argentina”, señaló Luis Galeazzi, director Ejecutivo de Argencon, la entidad que nuclea a las empresas prestadoras de servicios de todos los verticales de la Economía del Conocimiento.

En este contexto, Argentina sigue perdiendo negocios globales todos los días por no tener certidumbre sobre las condiciones en las que se va a desenvolver el trabajo del sector. Son muchas las empresas del sector que suspendieron sus planes de inversión a la espera de la vigencia del Régimen de Promoción.

“El fin de la Ley de Software, la falta de una Ley de Economía del Conocimiento y los efectos de la cuarentena sobre el mercado complican seriamente el desarrollo de las industrias del conocimiento, en particular de las PyME que tienen menos capacidad de resistir la dureza de esta recesión.  Decenas de miles de empleos están bloqueados por la demora en sancionar esta Ley, que cuenta con el apoyo mayoritario de todas las fuerzas políticas”, remarcó Galeazzi.

Es indispensable que nuestro país ofrezca condiciones de competitividad mínimas que permitan a nuestras industrias del conocimiento dar la batalla global con éxito. Impulsar la vigencia de la Ley lo más rápido posible es fundamental para reactivar la economía y fortalecer su capacidad de generar empleo, exportaciones e ingreso de divisas.

Beneficios:

Estabilidad de los beneficios: 10 años, por la vigencia de la ley.

Rebaja en contribuciones patronales

Reducción del 70% en los aportes patronales (computable para impuestos nacionales)

10% adicionales de descuento en algunos casos (profesionales con estudios de posgrado en materia de ingeniería, ciencias exactas o naturales, mujeres, discapacitados, beneficiarios de planes sociales o que habiten en zonas de menor desarrollo relativo).

Rebaja del 60% en la tasa del Impuesto a las Ganancias

Objetivos de la Ley a 2030:

Duplicar el empleo en el sector +440.000 empleos

Multiplicar por 2,5 la cantidad de exportaciones de USD 6 MM a USD 15 MM

Desarrollo federal de polos de economía del conocimiento

Promoción del empleo femenino y de diversidad

Ad

Escribir un comentario