Mendoza

Empresarios locales piden habilitar transportes y fronteras y advierten problemas ahora y en el mediano y largo

Tras haber analizado el estado de situación del sector turismo y las perspectivas  actuales, de mediano plazo y largo plazo, la comisión que nuclea a Cámaras y empresas de Turismo en el marco de UCIM, informó a la opinión pública algunos aspectos de la problemática que enfrentan.

Problemas actuales

1.       Fronteras internas: los mendocinos y turistas no pueden desplazarse por algunos departamentos de nuestra provincia, ni fuera de ella al resto de Argentina, ni al exterior;

2.       Protocolos diversos: Existe una gran cantidad de protocolos, sin homogeneidad, para todo el país. Se justifica con las diferentes circunstancias de cada lugar, pero la realidad es que no se los conoce hasta que se producen situaciones como las de San Luis, San Juan, San Rafael, etc. Es una anarquía, donde cada funcionario local hace el suyo.

3.    Demorada rehabilitación del transporte aéreo y terrestre de larga distancia: El ministro nacional Meoni anunció que a mediados de octubre, se rehabilitarán estos medios pero para ello, las provincias deberían definir si al arribar las personas que viajen tendrán que realizar una cuarentena o deben mantenerse en su domicilio u hotel. Vale decir que excepto emergencias, ningún viajero podrá someterse a tal regla.

4.       Las Agencias de Viajes están inhabilitadas para atender al público. Sólo poseen atención on line exclusivamente. Es necesario que se habilite su funcionamiento presencial.

5.       Número Documento:  Las salidas según terminación de documento restringen la posibilidad de desarrollar actividades turísticas

6.       Verano: Aún no está definido con claridad el tema de cómo van a poder utilizarse las playas, cómo se aplicará el distanciamiento y los protocolos.

7.        Todavía existen numerosas restricciones para el funcionamiento de restaurantes y hoteles.

8.       Las campañas de concientización de las autoridades sanitarias continúan insistiendo con el slogan «Quédate en casa». Es necesario que la ciudadanía se movilice cumpliendo con todas las normas correspondientes

9.       Existen severas multas por infracciones a estas normas restrictivas.

10.   Las autoridades deberían aplicar normativas serias y probadas en otros países a la hora de cuidar a la ciudadanía. Muchas normas son innecesarias o poco razonables pero fundamentadas en la pandemia, se imponen como de cumplimiento obligatorio y quien no lo cumple, es considerado infractor a la ley.

11.   La disponibilidad económica de los potenciales turistas: muchos argentinos han visto caer sus ingresos y podrán destinar menos fondos a sus actividades recreativas.

12.   Demoras en reglamentar las leyes de “supuesta” ayuda al sector.

13.   Abandono de Argentina de prestadores de servicios aéreos regionales y nacionales, derivando en el cuasi monopolio de Aerolíneas Argentinas.

14.    Cierre de hoteles, restaurantes, agencias de viajes, transportadores turísticos.

15.   Desesperación en muchos proveedores que para sobrevivir, aplicarán condiciones por debajo de los costos.

Problemas a mediano plazo     

  • Aun con la supuesta voluntad política, del Gobierno nacional, alinear a las provincias y municipios, es  difícil de lograr para la normalización de las garantías mínimas que permitan comprometer la prestación de servicios.
  • La reanudación de los vuelos y ómnibus de larga distancia, estará restringido a retornos, temas comerciales, de salud y algún turista por excepción. O sea la ocupación de hoteles, restaurantes, agencias de viajes y transportes, no alcanzará a cubrir costos.
  • Si bien el plan de reintegro del 50% podría ser atractivo, en un contexto de incertidumbre sanitaria y económica, no determinará en estos 90 días próximos, la solución a la industria.

Problemas a largo plazo

  • Se profundizará la reducción de los prestadores y será muy arduo el trabajo de recuperación de los mercados del exterior, una vez que se abran las fronteras internacionales.
  • Quizás un factor tentador para el extranjero será la diferencia cambiaria que ya en el contexto actual alcanza en algunos casos valores irrisorios (un city tour u$ 5 -lo que vale un subte en Londres-, o un almuerzo en Bodega u$ 10).

Escribir un comentario