Mendoza

Vinorum y su nuevo estilo: vinos fáciles de beber, con complejidad

Una cata de la cosecha 2020 permite apreciar la mano de la nueva enóloga, Victoria Prandina.

Por Mauricio Llaver

“Lo que buscamos es un nuevo estilo de vinos más fáciles de beber, con complejidad”. La definición es de Cecilia Altieri, quien maneja la bodega Vinorum junto con su esposo Guillermo, durante una degustación de los vinos de la cosecha 2020. Se trata de la primera cosecha que realizó la nueva enóloga, Victoria Prandina, con la intención de darle esa impronta a los nuevos vinos de la bodega de Perdriel.

Los lineamientos del nuevo estilo ya aparecen claramente, con una fruta y una “bebilidad” muy presentes. Entre la búsqueda de más frescura y la calidez de la cosecha, la vendimia se adelantó este año unas cuatro semanas, lo cual ya venía siendo previsto desde el trabajo en el viñedo.

Para Victoria, “el desafío era conocer qué daba el viñedo y buscar después la madera justa para los vinos”. Las viñas son todas de Perdriel y Agrelo, lo cual le da a los vinos una expresión cabal de terroir clásico de Luján de Cuyo. Eso se nota en todos los Malbec que probamos (cuatro) pero especialmente en el Cabernet Sauvignon, “que no tiene pirazinas excesivas”, según la enóloga.

Varias novedades

Las novedades de Vinorum vienen por diversos frentes. Uno es que por primera vez  elaboraron un blanco con etiqueta propia (un Chardonnay con uvas compradas en el Valle de Uco). Y otro es que están redefiniendo las líneas y las etiquetas (a cargo de Boldrini & Ficcardi), que quedarían así: Familia Altieri (sólo para venta directa y ediciones especiales); Victorio Altieri (un clásico, cuyo Malbec 2012 es uno de mis favoritos); y la línea Vinorum.

Según Guillermo Altieri, “estamos muy contentos porque hemos tenido una cosecha muy buena para un año cálido, y estamos mostrando muy bien la tipicidad de los Malbec, muy de la Primera Zona, que fue su expresión original en Mendoza”.

La degustación, llena de amabilidad y buena charla, se complementó con un Tannat y un Cabernet Franc, que asoman como excelentes complementos para los cortes.

Escribir un comentario