Sin categoría

Dura carta de Matricería Austral a la Presidenta para evitar su “desguace”

El presidente de Matricería Austral, Héctor Ferreyra, publicó en Internet una carta abierta destinada a la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, a quien le solicita su intervención “para evitar la pérdida de los puestos de trabajo” de las 250 familias que aún dependen de esta compañía emblema de la industria metalmecánica cordobesa.
El contenido de la epístola es duro, no porque incluya críticas a la gestión nacional, sino más bien porque relata con crudeza la crítica situación que atraviesa la Matricería, al punto de que Ferreyra subraya que “nos encontramos en un callejón sin salida que nos llevará irremediablemente a la quiebra y el consiguiente desguace de una industria, que como dijimos, es estratégica”.
Entre otras cosas, el titular de Matricería describe que “se encuentra en Concurso de Acreedores, con solo el 15% de los 250 empleados que aún quedan en actividad, reducida a ser un taller de mantenimiento, con las cuentas corrientes bloqueadas por embargo de AFIP y a punto de ser rematada una de sus naves de producción por el Banco BICE”.
En ese marco, Ferreyra advierte además que está en serio riesgo toda la industria autopartistas del país debido a la decisión de las terminales de importar partes de lugares más económicos, como los países asiáticos.
“Lamentablemente, estamos ante una bisagra en la cual las terminales automotrices plantean bajar los costos para justificar la producción de sus modelos. Por ese motivo nos vemos obligados como país a importar la mayor parte de las matrices de estampado y los moldes para ser competitivos, aun a costa de perder para siempre una actividad productiva que lleva más de 60 años en el país (nació con Nuestra Empresa cuando se instaló la fábrica Industrias Kaiser Argentina) y que forma parte de los primeros eslabones de la cadena de valor de esa industria”, sostiene Ferreyra.
El documento también incluye críticas, aunque no fuertes y sin mencionarlo, al principal accionista de la sociedad, Norberto Taranto. “Durante los últimos cinco años nuestra empresa ha vivido un proceso de constante deterioro, pasando de un accionista que decidió escapar de la actividad a otro accionista que a pesar de aportar fondos desconocía la actividad y complicó la gestión y las relaciones con los clientes. Pero el principal motivo de la situación actual de la empresa es la imposibilidad de llegar a los valores que a las terminales automotrices les conviene pagar en una economía globalizada”, relata el presidente de Matricería Austral.
Ferreyra también destaca las gestiones realizadas por la ministra de Industria, Débora Giorgi, y por el propio SMATA para intentar paliar esta crítica coyuntura, pero que no alcanzaron.
“Por todo esto, Sra. Presidente, le solicito muy cordialmente su intervención para evitar la pérdida de los puestos de trabajo de estas familias”, finaliza la carta.

Autor

Escribe un comentarios